top of page

¿Cómo afecta el estrés a nuestra piel y porqué?

Actualizado: hace 5 horas

La piel es un órgano increíblemente sensible y refleja lo que sucede en nuestro interior debido a una serie de razones que te detallamos a continuación para que puedas empezar a tomar consciencia de tu día a día y de tu lista de prioridades:

  1. La piel está conectada con el sistema nervioso: La piel está densamente poblada de nervios que están conectados a todo el cuerpo. Cuando experimentamos emociones fuertes como el estrés, la tristeza o el miedo, nuestro sistema nervioso puede enviar señales a la piel, lo que puede manifestarse en forma de enrojecimiento, sudoración o erupciones.

  2. Hormonas: Nuestro cuerpo produce hormonas en respuesta a diversas situaciones emocionales. Por ejemplo, el estrés puede llevar a un aumento en la producción de cortisol, una hormona que puede afectar negativamente la piel, causando acné o sequedad. Las hormonas también pueden influir en la pigmentación de la piel, lo que puede dar lugar a manchas o cambios en el color.

  3. Inflamación: Las emociones fuertes y el estrés pueden desencadenar respuestas inflamatorias en el cuerpo. La piel puede inflamarse como resultado, lo que puede manifestarse como enrojecimiento, hinchazón o irritación.

  4. Cuidado personal: Nuestra salud general y nuestras emociones también influyen en cómo cuidamos nuestra piel. Cuando estamos estresados o deprimidos, es posible que no nos cuidemos tan bien como deberíamos, lo que puede llevar a una piel descuidada y poco saludable.

  5. Alimentación y estilo de vida: Nuestra dieta y estilo de vida tienen un impacto directo en la salud de la piel. Las personas que están bajo estrés a menudo pueden recurrir a alimentos poco saludables o hábitos perjudiciales, como fumar o beber en exceso, lo que puede afectar negativamente la piel.

Cómo ves, hay una relación directa entre lo que pasa dentro de nosotros y lo que nuestra piel refleja,

y es que la piel refleja todo lo que sucede en nuestro interior debido a la interconexión de todos los sistemas de nuestro organismo y de todo lo que generán nuestras emociones, incluyendo el sistema nervioso, hormonal y el sistema inmunológico.






Por eso en KōAN hablamos siempre de la relación entre emociones, organismo e imagen personal.


Por lo tanto, cuidar nuestra salud emocional y física es esencial para mantener una piel saludable y radiante.


Te recomendamos el tratamiento de acupuntura para equilibrar tu organismo desde el interior y mejorar el áspecto de tu piel desde dentro.



Ahora vamos a hablas de cómo el estrés puede afectar nuestra piel, generando varios tipos de desequilibrios:

  1. Acné: El estrés puede aumentar la producción de una hormona llamada cortisol, que a su vez puede hacer que las glándulas sebáceas de la piel produzcan más aceite. Esto puede obstruir los poros y provocar brotes de acné.

  2. Envejecimiento prematuro: El estrés crónico puede acelerar el envejecimiento de la piel. Esto se debe a que el estrés puede dañar el colágeno y el elastina, proteínas que mantienen la piel firme y elástica. Como resultado, puedes notar líneas finas y arrugas antes de lo esperado.

  3. Eczema y psoriasis: El estrés también puede desencadenar o empeorar problemas de la piel como el eczema y la psoriasis. Esto se debe a que el estrés puede afectar el sistema inmunológico y desencadenar respuestas inflamatorias en la piel.

  4. Deshidratación: Cuando estás estresado, es posible que no te cuides tan bien como deberías, lo que puede llevar a una mala hidratación. La piel necesita agua para mantenerse saludable, por lo que la falta de hidratación puede hacer que la piel se vea seca y apagada.

  5. Cambios en la pigmentación: Algunas personas pueden experimentar cambios en la pigmentación de la piel cuando están estresadas. Pueden aparecer manchas oscuras o parches claros en la piel debido a la sobreproducción de melanina (el pigmento que le da color a la piel).


Te recomendamos este tratamiento para la piel:


y el serum de Melanina, Puesto que la Melanina tiene la finalidad de evitar daños en las capas más profundas de la piel. Es decir, tiene una capacidad defensiva que actúa como filtro impidiendo la penetración de los rayos ultravioleta. La melanina es, sin duda, una de las sustancias más importantes de nuestro cuerpo. Otra de las ventajas de la melanina, sobre todo para quienes tienen mayor cantidad, es que logra que la piel luzca más joven en comparación con las personas de piel clara, porque su rostro se daña más lentamente a causa de esa protección de la melanina.




En resumen, volviendo al tema de este post, el estrés puede afectar negativamente la salud de la piel de diversas maneras, desde causar acné y arrugas hasta empeorar condiciones como el eczema.


Por eso, es importante manejar el estrés de manera efectiva y mantener una rutina de cuidado de la piel adecuada para mantenerla saludable.




Te aconsejamos que pidas siempre un diagnóstico de piel, para que nuestras especialistas te recomienden el mejor tratamiento y los productos más adecuados para tu piel en el momento actual.





y recuerda: STAY KōAN - STAY BEAUTY - STAY WITH YOU




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page