top of page

El secreto del desapego

A veces yo misma me sorprendo cuando me veo vivir una vida sin límites. Y miro hacia atrás y pienso, nunca he tenido grandes apegos a nada, y los desamores me han enseñado también a tener la cabeza clara y el corazón amable. Puedo amar, puedo enamorarme y puedo mantener mi equilibrio emocional. Porque desapegarse es el secreto. El desapego de la energía que ya no es tuya, de la emoción enquistada y de los bienes materiales.


El desapego sucede cuando eres completamente autosuficiente o te sientes una persona completa. Pero ojo, no hay que confundir desapego con que no nos importen las cosas. Tiene que ver con el compartir desde la Interindependencia. Desde el respeto hacia ti mism@, y por ende en las relaciones con tu entorno. Familia, trabajo, amigos, pareja, animales de compañía... Cuando aprendes a no buscar desde la carencia es cuando puedes vivir plenamente en expansión sin limites, sin miedo sin culpa, sin vergüenza.

Cuando escuchamos a nuestro corazón, nos encontramos en un estado de puro amor. El desapego requiere práctica. El desapego es una responsabilidad que, cuando se practica, te enseñará a no pedir nada a cambio.

Qué es el apego?

Apego es cuando dependemos de cosas o de otras personas para nuestra felicidad.

Cuando hacemos esto, si las cosas no salen como queríamos nos vamos a encontrar con decepción, fracaso o dolor. Veamos un ejemplo simple: si nos gusta el chocolate podemos comerlo y disfrutarlo cuando esté disponible. Sin embargo, si el chocolate no está disponible, no nos va a afectar ni nos va a poner de mal humor. Esto es desapego.


Todos estamos condicionados por nuestro pasado. Si nos han negado algo en nuestro pasado, esa misma cosa nos atrae. Creemos que esa cosa nos dará la felicidad. Es decir tendemos a ir a por aquello que nos ha faltado generando así un karma de carencia y en consecuencia una búsqueda constante de un ideal de felicidad que nunca alcanzarás, porque irás buscando aquello que te ha faltado y en vez de buscarlo en ti equilibrarlo y vibrar en felicidad atrayendo así felicidad.


Por ejemplo; si siempre has querido vivir en una casa grande (porque durante la infancia vivías en una pequeña) tu ida de éxito sería vivir en una casa grande, sobre todo si fuiste infeliz durante tu infancia. Entonces, vivir en una casa grande nos atrae porque nunca lo hemos hecho y pensamos que nos dará la felicidad.


Fijamos metas, a veces inalcanzables, y nos apegamos a ellas. Pensamos que todo se solucionará con esa cosa que deseamos. Apegarse u obsesionarse con tener algo que piensas que te dará felicidad permanente sólo te va a provocar imprudencia, obsesión, confusión y se va a convertir en lo único en lo que piensas, por lo que probablemente no lo alcanzarás porque no tendrás la mente clara en ir construyendo el camino que te llevará a esa casa grande de tus sueños.


Cuando perdemos esa cosa por la que nos hemos obsesionado, creemos que hemos perdido todo, que nuestro mundo ha terminado. Podemos entrar en una espiral de miedo, duda y autosabotaje, sin poder ver más allá. Somos incapaces de crear un plan a largo plazo.


Nuestra mente humana nos ha condicionado a medir nuestro éxito con “cosas” que nos darán la felicidad.


felicidad =éxito . infelicidad = fracaso.


Pues te diré que yo no lo veo así. Porque muchas veces lo que parece un fracaso, con el tiempo te das cuenta que fué el éxito que desencadeno tu felicidad.


¿Que me dices?


Cuando fortalecemos nuestro corazón y nuestra mente, mediante prácticas como la meditación a través del masaje, las terapias cómo el TNDR o la acupuntura o las sesiones de autoconocimiento a través del referencial de nacimiento, cuando equilibramos nuestro prana o energía vital siendo conscientes de nuestros cuerpos físico, psíquico y emocional o como decimos en koan de nuestras emociones organismo e imagen personal, Cuando realizamos los talleres KōAN de técnicas de respiración (Pranayama), obtenemos claridad de pensamiento mediante la conexión al corazón y la mente clara.

Cuando prestamos atención a la sabiduría del corazón vemos la vida en su totalidad en vez de en un solo aspecto.



Por qué es tan importante el desapego?

Cuando vemos la vida en su conjunto, lo que sea que hagamos lo haremos alegremente, porque no estaremos centrados en un pequeño aspecto. Cuando hagamos esto y decidamos qué queremos hacer con nuestra vida – qué nos hará feliz y sigamos el plan – probablemente no tendremos una crisis de los 40, preguntándonos que salió mal. Eso es porque tomamos esa decisión con total claridad.


Cuando tenemos claridad de pensamiento, podemos elegir el tipo de vida que queremos, una vida que nos dará la felicidad, y después podemos crear un plan y seguirlo lo mejor que podamos.

El secreto es que mientras hagamos el plan, no debemos apegarnos al resultado y sólo debemos centrarnos en ejecutarlo.


Si podemos centrarnos en ejecutar nuestro plan sin recibir nada a cambio, habremos alcanzado el desapego.


Cuando lo alcanzamos – y no esperamos nada a cambio – conseguimos verdadera libertad y vivimos sin restricción.

ESO ES LA FELICIDAD PARA MI.


¿Y para ti?

¿Qué es la felicidad?




Nos vemos en el próximo post!

feliz semana.

xxx

@bylilirous

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page