top of page

Acupuntura para regular las emociones que se reflejan en tu piel.

Acupuntura para regular las emociones


La piel es un órgano multifuncional que nos cubre por completo. No solo es la primera línea de defensa contra el mundo exterior, sino también un espejo fiel de nuestras emociones internas. Desde sonrisas brillantes hasta momentos de estrés, nuestra piel transmite el relato de nuestras experiencias emocionales. En este artículo, exploraremos cómo los altibajos emocionales afectan la salud de nuestra piel y cómo la acupuntura puede ser la clave para restaurar el equilibrio.


¡Vamos a ello!

Quien os escribe: Irene de la Rosa @koanclub

Quien os ilustra: Essau @zukellogs

Tiempo de lectura: 7 min.

Tiemo de investigación: 12 min.


Las emociones y cómo se reflejan en la piel


Nuestro día a día está marcado por una montaña rusa de emociones. El estrés laboral, las preocupaciones diarias y las alegrías dejan huellas en nuestra piel. Huellas que bien pueden ser positivas, pero también pueden ser negativas. Así, las tensiones emocionales pueden desencadenar una cascada de reacciones en el cuerpo, afectando directamente la salud de la piel. El estrés, por ejemplo, puede contribuir a producir problemas como el acné, la psoriasis o incluso empeorar condiciones preexistentes. También cuando experimentamos ansiedad, nuestros cuerpos liberan hormonas del estrés que pueden desencadenar inflamación cutánea. Así, la piel se convierte en un testimonio visible de nuestros problemas internos.





Acupuntura: un arte milenario


Sabiendo esto, vale preguntarse:

¿cómo podemos restaurar la armonía entre nuestras emociones y nuestra piel?


Aquí es donde entra en escena la acupuntura, una antigua práctica de la medicina china que ha resistido la prueba del tiempo.


La acupuntura implica la inserción de agujas delgadas en puntos específicos del cuerpo. No solo busca aliviar dolores físicos, sino también equilibrar la energía vital, o «Qi».


Según la medicina china, el desequilibrio en el flujo de Qi puede manifestarse como problemas físicos y emocionales. Y a través de la inserción de agujas en la piel, este Qi puede volver a su cauce natural, como un río que fluye suavemente.


En el caso particular de la piel, la acupuntura puede ser una herramienta valiosa. Al estimular ciertos puntos de acupuntura, se busca desbloquear la energía estancada. Se promueve así la circulación sanguínea y se alivia la tensión emocional, pues cada órgano responde a una emoción enquistada, al trabajar sobre la energía de los órganos, trabajamos liberando esa emoción que nos aturde.


Además, esta práctica milenaria ha demostrado reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que juega un papel clave en los trastornos de la piel.


Por ello en KōAN Club os recomendamos combinar sesiones de inner beauty con tratamientos faciales a la par, porque sabemos que la verdadera belleza empieza en nuestro interior.


Acupuntura para una piel radiante


Más allá de las agujas, esta experiencia es un viaje hacia la relajación y el bienestar. Durante la sesión de acupuntura, las agujas trabajan en conjunto para desbloquear los canales de energía, liberando tensiones acumuladas.


La acupuntura facial, en particular, ha ganado popularidad como un enfoque estético para mejorar la salud de la piel. Estimula la producción de colágeno, mejora la circulación sanguínea y tonifica los músculos faciales, todo lo cual contribuye a una tez más radiante y juvenil.


Pero, lo más importante, es que nos encontramos frente a una forma de tratar los altibajos emocionales. Una manera de encontrar alivio y paz en momentos que quizás no sean los mejores.


Y en KōAN contamos con especialistas en acupuntura, que además de ofrecer una sesión relajante y llena de paz, te ayudarán con los altibajos emocionales, y los signos de los mismos en el rostro.





Las emociones, hay que vivirlas, sí, pro sobretodo aprender a surfearlas.


En nuestro viaje por la vida, nuestros rostros cuentan historias de amor, risas, lágrimas y desafíos. La piel, como espejo emocional, nos recuerda que cuidar nuestras emociones es tan crucial como cuidar nuestra apariencia física. La acupuntura se presenta entonces como una forma de tratar los signos negativos que quedan en nuestra piel.


Atrévete a embarcarte en esta experiencia única. La acupuntura no solo trata la superficie, sino que profundiza en la raíz de los desequilibrios emocionales, promoviendo un bienestar holístico.


Deja que tu piel refleje la armonía interna que mereces y descubre cómo la acupuntura puede ser la clave para desbloquear la belleza que reside en lo más profundo de ti.


Y si quieres conocer más sobre este tratamiento en KōAN, contáctanos!


Estamos encantad@s de atenderte.





20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page